VIDEODROME – The Nun

Se me plantea un problema muy grande con The Nun y es que ni siquiera sé por dónde empezar a criticarla. Hay tantas cosas que me causan un dolor en el alma en esta película que, probablemente, me llevaría 2 tesis doctorales expresarlas todas. Pero esto es una web y las cosas hay que mantenerlas lo más concisas posibles, así que procedamos a ello.

Soy un gran fan de James Wan y sobretodo de la película The Conjuring. Llevaba mucho tiempo sin ver una película que me gustara tanto en todos sus aspectos, por lo que esto me arrastró a ver todas las demás de esta saga, que son, básicamente, una continuación dirigida por Wan y 3 spin-offs dirigidos por directores distintos. Estoy hablando de Annabelle, Annabelle Creation y la susodicha The Nun.

Pese a que ambos títulos principales han mantenido un buen nivel, de los spin-offs no se puede decir lo mismo. Si bien Annabelle Creation no está nada mal y Annabelle tiene una escena que me gustó muchísimo (que, casualmente, es la única que dirigió el propio Wan cuando se pasó por el set de rodaje un día), de The Nun no puedo salvar mucho.


Empecemos por la trama o más bien la ausencia de ella.

Dos monjas abren una puerta en busca de algo en un convento. Aparece La Monja, mata a una de ellas y la otra se suicida antes de que la pueda alcanzar. El Vaticano manda al padre Burke a investigar qué sucede en esa congregación y a él se le unen una monja local, la hermana Irene (técnicamente aún no es monja, pero no importa mucho), y un tipo apodado Franchute, quien les lleva hasta las cercanías de la congregación.

Cosas raras empiezan a pasar sin mucho hilo conductor que las guíe y de vez en cuando, aparece por ahí La Monja para dar el susto de turno sin demasiada sutileza.

No diré mucho más de la trama (tampoco es que haya mucho más, pero no es plan de hacer spoilers tampoco). Este spin-off se siente muy ausente y todo sucede demasiado rápido.

No me quejo mucho de los actores porque al fin y al cabo en una película a menos que lo hagan rematadamente mal no veo por qué meterse con su trabajo. La caracterización de la monja me sigue pareciendo bastante bien hecha. La ubicación es siniestra sin duda y genera un ambiente acorde a lo que uno se esperaría de este “setting”. La banda sonora acompaña muy bien.

Sin embargo lo que no le perdono a esta película bajo ningún concepto es que no dé miedo. Estoy acostumbrado a ver películas de terror pero eso no quita que pueda pasarlo mal con algunas si de verdad se lo curran. De esta película, no puedo decir lo mismo. Los sustos están tan telegrafiados que no impactan y las pocas oportunidades que pudieran tener para hacerme saltar del asiento las desaprovechan completamente. No le pedía más que un buen susto, uno de esos que no me esperara y que me dejara impactado por un momento. Desgraciadamente, no tuve ninguno.


Sinceramente no sé qué esperar del otro spin off centrado en The Crooked Man (otro de los monstruos de The Conjuring 2) anunciado recientemente ya que The Nun me ha dejado extremadamente frío.

Es obvio que el concepto de La Monja es bueno para una película de terror, pero centrar toda una trama en un ser cuya interacción es muy limitada más allá de estar quieta en una esquina de manera siniestra, o abrir la boca para mostrar unos gigantescos colmillos afilados, no es la mejor de las ideas.

Veremos qué sucede con The Crooked Man, cuya capacidad de hablar a diferencia de La Monja puede aportar frescor a estos spin-offs, y con The Conjuring 3, cuyo director esta vez no será Wan.

Recomiendo ver esta película si lo que pretendéis es pasar el rato o al menos disfrutar de la ambientación, pero no esperéis sacarle mucho más.

Me despido hasta la próxima luna de sangre (o hasta que me apetezca escribir más).

Au revoir!

~Mr. Use

Rezad para que la próxima no sea tan mala.

Leave a Reply

L'adreça electrònica no es publicarà.